a

Cueros

  • No exponer a la luz directa del sol.
  • Limpiar con un trapo húmedo, no usar solventes.

  • Para mantener las propiedades de la piel, le recomendamos que mantenga una distancia mínima de 30 cm entre su mueble y cualquier fuente de calor.
  • Mantenga a sus mascotas alejadas de los muebles de piel, pueden arañar la piel y ocasionar desperfectos costosos de reparar. Así mismo, su saliva es ácida y puede dañar el acabado de la piel.
  • Todas las pieles duran más tiempo y lucen mejor cuando se aplican procedimientos de mantenimiento preventivo.
  • Cuide el aspecto y la textura de la superficie de la piel, limpiándola una vez por semana con un paño limpio y seco o con una aspiradora de cepillo suave, de ese modo, eliminará las partículas de polvo. Limpie el mueble periódicamente con un paño humedecido en agua jabonosa (jabón natural), no limpie nunca la piel con un paño de microfibra.
  • Mensualmente utilice crema especial para cuero y espárzala suavemente con movimientos circulares para obtener superficies brillantes y libres de grasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *